Martes 5 junio, 2018 / Comunicados, Home

“ALIVIOS” INSUFICIENTES PARA UNA GRAVE EPIDEMIA

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) considera que los beneficios para las Pymes en la Provincia de Buenos Aires anunciados hoy por la gobernadora Vidal  constituyen alivios sólo para una minoría de empresas que aún están en condiciones  continuar funcionando en un marco de emergencia sectorial causada por las políticas económicas del gobierno de Cambiemos.

APYME advierte que cada vez quedan menos empresas en condiciones de “aptitud bancaria”. Para esas empresas, las más necesitadas, no hubo anuncios en el día de la fecha.

La gobernadora mencionó como “alivios” para las Pymes líneas crediticias con tasas “blandas”, garantías para el financiamiento y la reducción de los requisitos por parte de ARBA para que las Pymes con deudas impositivas puedan volver a operar, además de una imprecisa ayuda para el acceso de productos en hipermercados.

Es preciso considerar que tasas al 25 % solo resultan “bajas” en un marco de tasas prohibitivas determinadas por una política monetaria del BCRA que apunta al enfriamiento de la actividad y alienta la especulación financiera y la fuga de divisas. Pero fundamentalmente, la mayoría de las Pymes no están evaluando invertir sino, con suerte, pensando en cómo sobrevivir, atenazadas por la continua caída de las ventas en un mercado interno destruido por la inflación, la disminución drástica del poder adquisitivo y la entrada irrestricta de productos importados, que arrasa con ramas enteras de actividad.

Por otra parte, las Pymes padecen los tarifazos impagables que Gobierno de Cambiemos sostiene como política de Estado (hasta el extremo de vetar una ley del Congreso que buscó establecer un marco regulatorio).  A  ellos se suman los continuos aumentos de combustibles, transporte, peajes, comunicaciones y de insumos dolarizados.

Los paliativos impositivos anunciados por parte de ARBA son sólo eso, mientras que AFIP continúa sumiendo en el ahogo fiscal a miles de empresas ante la inexistencia de planes adecuados y una moratoria que realmente tenga en cuenta la situación  del sector, acosado por embargos y ejecuciones que impiden cualquier tipo de acceso al sistema financiero.

APYME recuerda a las autoridades provinciales y nacionales que las Pymes no son pequeñas unidades que “un día serán grandes”, sino que forman parte de un vasto entramado productivo junto con los trabajadores, las cooperativas, la economía social, las economías regionales y distintas manifestaciones del empresariado nacional que sufren de manera similar las actuales políticas de ajuste.

Estos sectores son fuertemente perjudicados por un modelo  económico que no los contempla y que se encuentra en las antípodas de un proyecto que impulse la industria nacional, el mercado interno y el trabajo genuino, verdaderas bases para el crecimiento de las Pymes, la provincia y el país.

 

Buenos Aires, 5 de junio  de 2018

 

 

Eduardo Fernández

Presidente

 

Juan José Sisca

Secretario

 

Julián Moreno

Presidente Delegación Buenos Aires