Miércoles 14 agosto, 2019 / Comunicados, Home

DEMASIADO TARDE PARA DÁDIVAS

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) expresa su consternación ante los anuncios del presidente Macri realizados esta mañana, con fecha de vencimiento tras el proceso electoral.

APYME  considera que no se trata propiamente de medidas económicas, sino un mero ejercicio de campaña que subestima y vuelve a ignorar, ahora con “buenas maneras”, el mensaje de la mayoría de los argentinos en las PASO.

Es evidente que el Gobierno no puede ni quiere escuchar el rechazo social de un modelo que se cobra 50 empresas por día, destruye el mercado interno y la producción nacional y condena a la pobreza y la indigencia a millones de habitantes de nuestro país.  La implementación a las apuradas de pretendidos  “alivios” se anuncia al mismo tiempo que se deja correr una devaluación brutal y se eleva la tasa de referencia al 75%, paralizando la actividad económica en un clima de corte de la cadena de pagos, desconfianza e incertidumbre generalizada.

El discurso tardío y oportunista del Presidente vuelve a demostrar que no está en el ADN del actual gobierno  considerar políticas para reconstruir el entramado productivo nacional, compuesto por  las Pymes, los trabajadores y las cooperativas, la economía social, las producciones regionales, el complejo científico y tecnológico.

Debe advertirse que mientras nos ocupamos de considerar el alcance de las dádivas presidenciales, con un dólar que volvió a sobrepasar los 60 pesos los supuestos alivios ya se esfumaron de hecho. Mientras, los sectores concentrados y especulativos, locales y globales, verdaderos beneficiarios del modelo, continúan extrayendo dólares del país con total impunidad y remarcando precios al ritmo de una devaluación que no se detiene. Por otra parte, los acotados beneficios que se anuncian, de efecto nulo en el actual caos económico, agravarán la brecha fiscal a heredar por un próximo gobierno.

En lo que se refiere a las Pymes, no se anunció una moratoria ni el freno de embargos, que era lo que se pedía en el emergencia, sino un plan de pagos cuya tasa de interés aún se desconoce. El ahogo financiero continuará para una abrumadora mayoría de empresas.

El congelamiento por tres meses de los precios de combustibles dolarizados es otro ítem de campaña que revertirá con mayor gravedad en el próximo periodo sobre los mismos sectores a los que ahora se pretende aliviar.

APYME vuelve a advertir que las  Pymes y la producción nacional necesitan políticas activas, no marketing electoral.  Frente a un Estado gerencial, sometido a la dinámica de la voluntad de los “mercados”,  los acreedores externos y las grandes potencias mundiales, es preciso un Estado activo,  democrático y soberano que procure el fomento de  la industria nacional y la generación de empleo genuino, la distribución equitativa de la riqueza, el fortalecimiento de la demanda en el mercado interno, las exportaciones con valor agregado y la integración regional.

En suma, un proyecto de desarrollo con justicia social que incluya a todos los argentinos.

 

Buenos Aires, 14 de agosto  de 2019

 

COMISIÓN DIRECTIVA NACIONAL