Lunes 8 agosto, 2016 / Opinión

El importante papel de las Multisectoriales

Sisca

Juan José Sisca – Secretario de Apyme

A partir de su asunción en diciembre de 2015 el Gobierno nacional puso en marcha una serie de medidas cuyos resultados hacen que se avizore un futuro muy preocupante para la población en general y para las Pymes en particula

-Devaluación (de un 50%), que impactó fuertemente en los precios de las materias primas y los insumos.

-Fuerte suba de precios de los alimentos fijados por empresas oligopólicas extranjerizadas y en algunos rubros carterlizadas.

-Apertura de la importación de productos terminados que puso en jaque a varias ramas de la industria, como línea blanca, automotriz, calzados, cueros, muebles, textiles, juguetes, etc.

-Liberalización y altas tasas de intereses que para las pymes se sitúan por encima del 40%.

-Extraordinaria transferencia de los sectores productivos hacia los ganadores del modelo es decir,  las agroexportadoras, las grandes empresas transnacionales,  las mineras y la especulación financiera.

Estas medidas, dispuestas por un Estado que ha decidido no regular, o regular sólo en favor de los “mercados”, han llevado a que la inflación que se ubicara este año alrededor del 45%, lo que  provocó una fuerte caída del mercado interno, justamente al que abastecemos en mayor medida las Pymes. La consiguiente merma en la actividad productiva y comercial está llevando a las consecuentes suspensiones y despidos, que se visualiza aumentarán con el correr de los meses.

Pero el detonante que determinó que miles de ciudadanos salieran cada vez en mayor número  a las calles fueron los tarifazos de luz, gas y agua, que hacen inviables a miles de pymes y acorralan a millones de personas que deben optar por pagar las tarifas o comer.

Como contrapartida, comenzó a darse un nuevo fenómeno: la conformación de multisectoriales en todo el país, que hoy se manifiestan contra el tarifazo pero que continuarán expresándose a medida que avancen las políticas que afecten el bienestar de las mayorías populares.

El 23 de julio pasado, en la Universidad de Lujan (provincia de Buenos Aires), más de 50 multisectoriales de todas las provincias deliberaron en un jornada en donde quedo en claro que el modelo económico en marcha no va a ser soportado por un pueblo y sectores productivos nacionales que habían obtenido avances ciertos en los últimos años.

Esta forma de organización es encabezada por entidades gremiales empresarias, algunas centrales de trabajadores, vecinales, ONG de diversos tipos  y agrupaciones políticas que hoy se cobijan detrás de la amplia bandera de las multisectoriales.

En lo particular creo que es preciso fortalecer esta herramienta de unidad de los sectores más castigados por las actuales políticas, a fin de contribuir a las condiciones y los debates que nos permitan cambiar el rumbo para retomar el camino de la producción nacional, la soberanía y la justicia social.