Lunes 25 mayo, 2020 / Comunicados, Home

EL LEGADO DEL 25 DE MAYO DE 1810

CONSTRUIR UN PAÍS SOBERANO, DEMOCRÁTICO Y EQUITATIVO

 

En esta nueva  celebración del 25 de Mayo de 1810 la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) destaca la vigencia de las ideas esenciales de la revolución que instauró el  primer gobierno patrio y puso en marcha la independencia de nuestro país.

En el actual contexto global y local, signado por la pandemia del Covid 19, los ideales de soberanía, libertad, igualdad y fraternidad que animaron a los hombres de Mayo cobran nuevos significados.

La pandemia ha puesto al descubierto en todo el mundo las trágicas consecuencias de la retirada del Estado y el predominio del capital financiero y las grandes corporaciones por sobre los intereses de las naciones y los pueblos.

No parece casual que los gobiernos de signo fuertemente neoliberal,  autoritario y colonialista sean los que han generado, con enormes pérdidas humanas, una falsa disyuntiva entre el sostenimiento económico y la preservación de la vida.

Desde APYME siempre hemos afirmado que sin soberanía, democracia y participación popular no hay desarrollo posible. Cuando se dejan de lado estas nociones, como ocurrió en la Argentina durante los últimos cuatro años,  las Pymes, los trabajadores, la industria local y los sistemas de salud, educación y Ciencia y Técnica terminan subsumidos en los intereses de sectores que nada tienen que ver con los valores que fundaron la Patria.

“Los pueblos deben estar siempre atentos a la conservación de sus intereses y derechos y no deben fiar más que de sí mismos”, escribió Mariano Moreno, uno de los hombres más representativos del espíritu de Mayo.

Hoy, retomando ese legado, queda claro que los derechos del pueblo y los intereses de la Nación pasan por la reafirmación de la capacidad del Gobierno para tomar decisiones autónomas, con un Estado activo al cuidado de todos y cada uno de los ciudadanos, comenzando por los más vulnerables, que fomente el desarrollo productivo, la  igualdad y la equidad social en un todo inseparable.

Como dirigentes empresarios integrantes de una entidad como APYME, con un profundo sentido nacional y humanista, nos impulsa la convicción de que en la lucha cotidiana por estos ideales está en juego la vida de miles de compatriotas, el sostenimiento de  las fuentes de trabajo y nuestro destino como país.

Buenos Aires, 25 de mayo de 2020

 

COMISIÓN DIRECTIVA NACIONAL