Martes 13 diciembre, 2016 / Opinión

Las Pymes y los cuadros tarifarios

asdasd

Eduardo Fernández – Presidente de Apyme

MENOS VENTAS, MAS AUMENTOS (DE TARIFAS)

En el último mes se han venido llevando a cabo audiencias públicas para determinar aumentos de gas, energía eléctrica y agua que incidirán sobre los costos empresarios y el consumo familiar en todo el país. Estos aumentos se agregan a los ya implementados durante el año, y se harán sentir con las boletas de servicios que lleguen a partir de inicios del año próximo, cuando estén vigentes los nuevos cuadros tarifarios. Los cuadros tarifarios determinados en las últimas audiencias tienen un diferencial de entre el 30 y el 60 % más de aumento para los escalones de facturación donde se agrupan la gran parte de las Pymes, por sobre los de los usuarios residenciales. De este modo se agrava el perjuicio para sector productivo, que indefectiblemente deberá trasladar los aumentos a los precio o continuará viendo cómo se deteriora la rentabilidad. Paradójicamente, se exige mayor competitividad a nuestras empresas.

En algunos casos se han establecido fórmulas de ajustes automáticos para los aumentos, generalmente de forma trimestral, con lo que se suma la falta de previsibilidad para la determinación de costos al eludirse futuras instancias de audiencias públicas.

Para las Pymes, la situación es un agravante de lo que ya se vive, ya que sigue sin realizarse una segmentación para que esta clase de usuarios pueda asimilar el impacto de las subas, que también alcanzan a combustibles y transporte.

Esto sucede en momentos en que, según el INDEC, el nivel de actividad económica retrocedió durante septiembre 3,7% en relación a igual mes del 2015, debido a la caída de la industria, la construcción y el consumo. En el mismo período la industria registró un retroceso del 7,3%, mientras que la Construcción se retrajo 13%, siempre en comparación con igual mes del año anterior. En octubre la caída industrial llegó al 8%.

En este marco, APYME advierte que los nuevos incrementos tarifarios contradicen cualquier pretendida política de apoyo y reactivación económica, alientan el proceso inflacionario y afectan gravemente el esquema de costos de las unidades productivas de la Pequeña y Mediana Empresa, cooperativas y de la Economía Social.

Las constantes y desmesuradas subas de tarifas en los servicios públicos, a las que se suman transporte y combustibles, agravan un cuadro agobiante para las Mipymes, situación que el Gobierno Nacional ignora y debe revertirse cuanto antes con medidas concretas que atiendan la emergencia.

Desde APYME continuaremos actuando en cada lugar con las Multisectortiales para alertar sobre esta situación y dar cauce a los reclamos del sector. Mientras las autoridades continúan promocionando planes de reconversión y emprendedorismo, cientos de empresas ven peligrar su futuro inmediato porque no pueden afrontar el pago de servicios.