Viernes 20 diciembre, 2019 / Opinión

“Los llamo a la responsabilidad, el trabajo y la producción son los ejes”

Intervención de Eduardo Fernández, presidente de APYME, como diputado del Frente de Todos, en el debate del proyecto de Ley de solidaridad y reactivación productiva, que esta mañana obtuvo media sanción en Diputados, con 52,2 % de aprobación.

Soy diputado por Córdoba y también soy dirigente empresario Pyme por 37 años. Es la primera vez que hablo en el recinto, pero he pasado por esta casa en las comisiones -muchos de los diputados me conocen- con los reclamos de la pequeña y mediana empresa.

Es por eso que m intervención es para decirles que la emergencia la vinimos pidiendo las Pymes desde el año pasado. Se tendrán que acordar de que vinimos varios centenares de empresarios a reclamar la emergencia Pyme. Luego estuvimos frente al Congreso con la consigna “Ni una Pyme menos”. Desaparecieron oficialmente 25.000 Pymes en cuatro años. Sólo este año, 7.500.

¿Qué les decimos a todos esos empresarios, qué estamos discutiendo?

Hemos venido a pedir a la anterior administración  una ley de emergencia y también trajimos propuestas. No se nos escuchó ni una. Hablamos de las tarifas. ¿Saben cuántas empresas cerraron, empresas de dos o tres generaciones que no podrían producir, por ejemplo, más cerámica, por el precio del gas? Pedimos recursos de amparo contra los aumentos de tarifas, y se hizo oídos sordos.

Cómo hoy, en mi rol de diputado por el Frente de Todos, no voy a estar orgulloso de pedir el apoyo y el voto para esta ley, con un Gobierno que desde el principio nos considera parte de la solución. Durante cuatro años el discurso de apertura del periodo legislativo no contuvo las palabras “industria”, “Pymes”, “cooperativas”, “economía social”.

Claro que ha cambiado el asunto, claro que a lo mejor no lo comprenden.

Esta noche nosotros queremos pedirles que piensen, no en los argumentos teóricos, sino que salgan a las calles de su pueblo, que salgan a las zonas industriales. En mi Córdoba, la Córdoba de la leche, veo los tambos cerrados, las fábricas de quesos cerradas, las fábricas de zapatos cerradas. En mi Córdoba industrial está la industria automotriz paralizada.

Y cuando un Gobierno viene a pedir y a cumplir lo que le ha propuesto al pueblo argentino, no se pueden poner más trabas. Desde la producción y el trabajo hubo toneladas y toneladas de papel que fueron telegramas de despidos (más de 200 mil en estos cuatro años), toneladas de reclamos de las Pymes, toneladas de procesos que significaron cierres y procesos preventivos.

La cifra de 25.000 Pymes  es la oficial, pero les puedo asegurar que son muchísimas más, y hay un montón que están esperando junto con sus trabajadores que nosotros decidamos dar las herramientas necesarias al Poder Ejecutivo para cambiar esta historia y que entre todos los argentinos podamos poner a la Argentina de pie.

Los llamo a la responsabilidad. El trabajo y la producción son los ejes de la salvación de la Argentina.