Jueves 30 marzo, 2017 / Opinión

Las Pymes argentinas, perjudicadas por las compras en países limítrofes

Eduardo Fernandez – Presidente de Apyme

 

Chile recibe muy bien a argentinos que compran electrodomésticos, ropa calzado, etc. Pero, ¿cómo impacta este fenómeno en los comercios y la industria local?

Desde la Delegación Mendoza de APYME nos informaron que durante el fin de semana largo 15.000 personas cruzaron al país vecino en tours de compras. En las localidades del interior de la provincia se verifica por esta causa un 6,7 de caída en las ventas, mientras que la capacidad hotelera está ocupada en 85 % y salen charters llenos.Recientemente, la Federación Económica de Mendoza difundió un informe según el cual hasta primeros días de enero se produjo el cierre de 400 comercios, considerando sólo los legalmente constituidos, porque muchos deben operar modo informal para poder subsistir.

Pero el fenómeno de las compras en el exterior no afecta sólo a esa provincia. Ocurre también en muchas de las localidades de Santa Fe, Misiones, Chaco, Formosa, Entre Ríos, que están en las fronteras con Paraguay o Brasil, donde las vacaciones también se transformaron en viajes de compra. Los más afectados son los rubros de textiles, ropa, calzado, electrodomésticos. No entra línea blanca porque ya entra por Aduana.

Esto no ocurre porque el empresario argentino no pueda competir por su propia “ineficiencia” o las características de su negocio, sino porque las medidas que se vienen tomando en la Argentina, como los aumentos en energía, logística, alquileres, impuestos municipales y provinciales, que se alteraron drásticamente la estructura de costos locales. El costo de la financiación fue el golpe de gracia, ya que no se puede competir con los precios de contado. Hay un 30 0 40% de diferencia de precios.

Cuando se afecta de este modo a los comercios, se afecta al empleo y a la calidad de vida de la población en esas localidades. En la Argentina el consumo interno bajó 1,4 en relación con el PIB, a causa de la pérdida de capacidad adquisitiva del salario. Todo esto lleva a que la industria se estanque, sobre todo las Pymes (con menos espaldas para aguantar la recesión), pero se va extendiendo a otros rubros.

Les pedimos a las autoridades que en lugar de confrontar se reúnan con las entidades Pymes y les vamos a transmitir de modo directo cuál es situación y la medida dramática en que estas políticas y faltas de controles afectan los intereses locales y en particular a quienes más empleo generan en la Argentina.