Opinión

Jueves 24 agosto, 2017 / Opinión

 

 

 

Julio Jardel – Tesorero de APYME

Desde el punto de vista tributario, no vemos que el Gobierno comprenda la situación del sector Pyme, que ocupa entre el 75% y el 80% de la mano de obra de nuestro país. La mayoría del sector está compuesta por empresas que tienen fuertemente afectados sus márgenes de rentabilidad por la caída de ventas y el crecimiento de costos tarifarios, de insumos y financieros estando muy endeudadas, con falta de liquidez y con afectación de su capital de trabajo.

Jueves 13 julio, 2017 / Opinión

Eduardo Fernández, Presidente de APYME

 

En estos días se nos quiere enfrentar con los trabajadores por el tema de los juicios laborales. Desde APYME hemos venido advirtiendo y proponiendo modificaciones en relación con la problemática de los juicios. Hay posibilidad, sin vulnerar ningún derecho adquirido por los trabajadores, de que las Pymes no sientan esta espada de Damocles que significa una legislación laboral que nos equipara con las multinacionales.

Lunes 29 mayo, 2017 / Home, Opinión

Comisión Directiva Nacional

El 15 de mayo de 1987 se fundó la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME).

Desde sus inicios la entidad desarrolló una propuesta económica y social que impulsa el fomento del mercado interno, la industria nacional, el desarrollo del empresariado Pyme, las exportaciones con valor agregado,  la defensa de la soberanía y la integración regional.

Jueves 27 abril, 2017 / Opinión

Eduardo Fernandez – Presidente de Apyme

Desde hace un año hemos comenzado a alertar que el conjunto de las de las Pymes estaban entrando en una situación de emergencia. Esto sucedía al mismo tiempo que se debatía la Emergencia laboral. Decíamos claramente que las Pymes y los trabajadores son parte de un mismo entramado económico, social y productivo que está siendo perjudicado por la política que lleva a cabo el Gobierno.

Hoy ratificamos, lamentablemente, que las Pymes, en particular las de menor tamaño, están en emergencia como resultado de la devaluación, el incremento de precios de insumos, la reducción del mercado interno, el encarecimiento y la falta de acceso al crédito, la liberalización de importaciones, la limitación en planes de pago de AFIP y la falta de control a la concentración productiva y comercial, entre otros puntos.