Martes 1 marzo, 2016 / Comunicados, Prensa y difusión

Que el Congreso Nacional no sea una escribanía de los buitres

Tras el discurso del presidente Macri en la Asamblea Legislativa se impone como cuestión más inmediata el debate sobre el acuerdo propuesto por el Gobierno y los representantes de los fondos buitres.

Ese acuerdo, según se anunció ayer, implica realizar un pago en efectivo de 4.653 millones de dólares antes del próximo 14 de abril. El compromiso vendría de la mano del plan del Gobierno para colocar nuevos títulos públicos por unos 15.000 millones de dólares.

A fin de posibilitar el acuerdo, debe derogarse la ley Cerrojo y la ley de Pago Soberano, en abierta contradicción con los principios de reestructuración de deudas soberanas que impulsó la Argentina en la ONU con amplio consenso internacional.

Desde la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) llamamos a la responsabilidad de los legisladores. Los argentinos sabemos que junto con el reinicio del ciclo de endeudamiento externo, promocionado como un “regreso al mundo”, vendrán mayores condicionamientos y exigencias de ajuste y desregulación en línea con los dictados de FMI y la OMC, que llevarán a la destrucción del empleo, el mercado interno, la industria local y las Pymes. Estos sectores quedaron fuera del discurso presidencial.

También debe advertirse que el llamado a considerar todas las opiniones se produce en el marco de un creciente cerrojo informativo sobre cualquier postura que implique una visión alternativa a la lógica neoliberal, fenómeno acentuado tras el atropello oficial contra la ley de Servicios Audiovisuales.

Es preciso tratar seriamente y con independencia de criterio todos los temas cruciales para los argentinos, priorizando la soberanía nacional y los derechos sociales y económicos por sobre la pretensiones de unos pocos grupos especulativos que sólo pueden imponerse a costa de bienestar de las mayorías.

Buenos Aires, 1º de marzo de 2016